¿Por qué un laboratorio?
La compleja relación de la sociedad con la cultura en general y con el patrimonio cultural en particular y las dudas sobre los sistemas que son empleados para darlos a conocer y su ineficacia, hacen indispensable recurrir a un proceso de investigación y de experimentación. Dicha relación se somete a revisión permanente desde diferentes ámbitos de las ciencias sociales, es de igual relevancia el análisis de su comunicación y difusión, como el de su recepción, siendo observadas las actitudes y comportamientos de los púbicos que se construyen a través de las prácticas museográficas y expositivas.

La experiencia nos indica una serie de puntos que han sido las directrices para establecer los criterios y la metodología a seguir en la nueva propuesta del laboratorio de investigación.

Un aprendizaje de calidad. Hemos comprobado que los participantes de una investigación, trabajan mucho más y, en consecuencia, multiplican sus conocimientos tanto en cantidad como en profundidad en una progresión geométrica, con respecto a los modelos tradicionales.

Temas y participantes. Como en cualquier trabajo de investigación, se ha de establecer previamente un tema concreto, lo que conlleva un perfil determinado y una proporción y número de los participantes necesarios y sus especialidades, por un lado; pero también del profesorado que se irá definiendo en función de las necesidades que vaya marcando el desarrollo del proyecto.

Publicación. Es fundamental la publicación del resultado final ya que, de no ponerlo a disposición de los especialistas para su discusión, el esfuerzo realizado sería inútil. Eso implica, y es muy importante entenderlo, que ha de conseguirse una óptima calidad.

Antecedentes
El Laboratorio de investigación y experimentación museográfica. Otra mirada al montaje y a la instalación del arte: La percepción espacial, deriva directamente de los tres siguientes proyectos:

  • Taller experimental de Montaje (1992- 2013) en el Centro Superior de Arquitectura y en la Universidad Europea de Madrid.
  • Proyecto Kunsthaus. Donde tres historiadores, tres artistas y varios arquitectos, por separado hablaban teóricamente de los problemas sobre la generación, la investigación y la exposición del arte.
  • Experiencia piloto, llevada a cabo en el INAH de México, con un formato similar y concentrado sobre el tema de la Percepción espacial en los museos.

Otra mirada al montaje y a la instalación del arte: La percepción espacial
Como primera propuesta para el Laboratorio de investigación y experimentación museográfica –Otra mirada al montaje y a la instalación del arte: La percepción espacial– se propone un ejercicio multidisciplinar que se presenta como alternativa a los análisis tradicionales alrededor del ejercicio museográfico, generando una reflexión permanente y simultánea, desde los diferentes conocimientos, actores y herramientas que participan de la experiencia expositiva.

Tanto el espacio escogido como las obras para desarrollar la experimentación práctica, serán reales y elegidos dentro de la colección y los espacios a disposición de la Comunidad de Madrid.

El ejercicio consistirá en reunir un grupo de 21 participantes conformado por 7 artistas, 7 historiadores del arte y 7 arquitectos, quienes trabajarán conjuntamente, unas veces de acuerdo a su especialidad y otras en grupos multidisciplinares, para el planteamiento de alternativas a diferentes problemáticas expositivas puntuales.

La presencia de especialistas o invitados puntuales a las sesiones, será el resultado del consenso alrededor de las necesidades que surjan desde el propio taller.