Cuaderno de bitácora 01/09/2016: Cuatro meses intensos

Dentro de una semana comenzamos la segunda y definitiva parte del LIEM. Van a ser cuatro meses de toma de decisiones importantes y de mucha actividad. Esto es un anticipo de lo que nos espera:

PROGRAMA DE TRABAJO. Como indicaba en la bitácora final de la primera parte, tenemos que emprender ahora la selección definitiva de las hipótesis de trabajo que han planteado cada grupo y su desarrollo posterior, que nos permita llegar a una serie de directrices o conclusiones aplicables. Hay pues dos fases: elección y proceso de investigación. De nuevo recurro a los distintos textos que nos orientan con respecto a estos dos puntos que lo definen con los términos: precisión para la elección y rigor en el desarrollo de la hipótesis.

Por PRECISIÓN debe entenderse la combinación de dos factores: la prioridad del tema a elegir, junto a la “esperabilidad”, es decir, la intuición de que existen muchas posibilidades de que se cumpla la predicción que hemos pensado.

Por RIGOR, se entiende el diseño de una metodología de trabajo adecuada y su estricta aplicación.


ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS. 
Paralelamente hemos de realizar y cumplir una serie de compromisos:

Septiembre. Elaboración del documento de trabajo de los proyectos realizados en la primera parte;  a partir de la los textos de los siete grupos presentados el día 7, se corregirá, unificará y colgará en la Web de la Comunidad de Madrid a finales de mes, para que todo aquel interesado pueda analizar, reflexionar y discutir sobre lo hecho. Es nuestra primera prueba de fuego pública y, espero, que quede confirmado todo lo dicho en estas bitácoras desde el comienzo en el mes de marzo.

Octubre. Presentación del LIEM en el V Seminario de Museografía y Arquitectura de Museos, promovido por la Universidad Federal de Río de Janeiro y con sedes en Río, Recife, Lisboa y Madrid. En el mismo mes nos visitará Cesar Sartorelli de la Secretaría Municipal de Cultura de São Paulo así como los respectivos participantes y profesores del seminario antes enunciado.

Noviembre. Visita del Wagner Barja del Museo Nacional en Brasilia, posiblemente acompañado de los participantes en el V Seminario Hispano Brasileño de Investigación en Información, Documentación y Sociedad.

Esperamos así mismo su aceptación a un posible formato de presentación del LIEM en la Feria de Arte Contemporáneo de Sevilla, en respuesta a su invitación a participación.

Cuatro meses intensos para dar un final adecuado a esta interesante experiencia que, en todo caso, como ya he afirmado en otras bitácoras, ha cumplido sus expectativas independientemente del resultado que obtengamos.

¡Seguimos!

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico

Cambio de rumbo

¡VUELTA AL PROYECTO!

Una vez pasada la vorágine del concurso quería comentaros varias cosas:

1º. Habéis comprobado cómo estos meses, a pesar de las dificultades y los “baches” han aportado mucho conocimiento y un entendimiento y colaboración “natural” admirable, entre las tres profesiones (que lamentablemente no se reproduce en la vida real). Todo ha quedado reflejado en el magnífico trabajo, que independientemente de ganar o perder, habéis realizado, como con toda seguridad lo va a confirmar el próximo texto sobre el desarrollo de vuestros proyectos. Solo se es consciente de lo aprendido cuando ha pasado un tiempo o, como en el caso que comentamos, al pisar el acelerador obligados por una u otra razón. ¡Qué razón tenían los que me indujeron a ello, a pesar de mis reticencias!

CAMBIO DE RUMBO
2º. Si habéis leído la bitácora del pasado día 29, mi amigo Carlos me sugería una cambio en nuestra dirección que se basaba en su larga experiencia como investigador nato y en su envidiable talento, que si lo conocierais personalmente, me lo confirmaríais. Yo creo que debemos seguirla para salir de este impasse en el que nos encontramos y así os propongo que os pongáis a trabajar en esa línea: recapitular sobre lo hecho, pero distinguiendo lo que es mera información de lo que es propuesta de trabajo, ya enunciada en algunos grupos y las que pueden serlo en el resto de ellos. Seleccionar y empezamos con la fuerza renovada del concurso. ¡AHORA SI QUE VAMOS A SALIR DEL BACHE!

PREPARACIÓN DEL TEXTO
3º. Nosotros tenemos que entregar el manuscrito la primera sesión del mes de septiembre (el día 7 de septiembre) para que en la comunidad tengan tiempo de corregir y unificar texto, para maquetarlo y solucionar todos los problemas que pueda haber con la documentación gráfica. Por favor ser serios y puntuales, ya que a primeros de octubre lo quiero enviar a los responsables de la Universidad Federal de Rio para que lo vayan viendo. Sobre el texto ya os he comentado:

  1. Cada grupo tiene seis DIN A4 para introducir todo aquello que considere importante con ABSOLUTA libertad: vosotros los firmáis, vosotros os la jugáis.
  2. Insisto en que es un documento de trabajo, que trata de expresar todo el proceso, con sus dudas, errores, desánimos y aciertos. Olvidaros de “esconder” lo negativo, como nos obligan en nuestras universidades, lo que lo convierte en un “documento – fachada” inútil a nivel de investigación.

Como ejemplo, para que os animéis, os expongo en el 4º punto una experiencia reciente personal que me está aportando grandes beneficios a pesar de haber sido un fracaso.

RESPETO POR EL FRACASO
En las dos visitas a Tardes de Arquitectura que realizamos, os comenté el problema espacial que habíamos tenido en el montaje de una exposición; desgraciadamente no hubo tiempo y no pude explicároslo in situ. En una búsqueda contrarreloj de su posible solución, una vez ya inaugurada, se desarrolló todo un trabajo de reflexión (y aprendizaje) muy importante, que he decidido, en contra de muchas opiniones, publicarlo.

Os cuento todo esto porque, a pesar de haber transcurrido tan solo veinte días de estar colgado en la red, he recibido opiniones de muchos profesionales (los de verdad, los que se equivocan) de diferentes sitios, en los que se expresa el respeto por el error y, lo que es más importante, me dan sus posibles reflexiones sobre lo ocurrido, con lo que el aprendizaje se multiplica en progresión geométrica. Este es el espíritu que os sugiero (como siempre, ¡solo sugiero!), para vuestro texto.

Os doy una referencia del texto La desorientación espacial en las exposiciones (se descarga libremente), pero os lo voy a enviar personalmente, para que entendáis, independientemente de que os interese o no, de que os parezca bueno o malo, lo que exactamente os estoy queriendo decir. ¡Me parece importante!

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico

Entreactos III. Reflexión y observación

Continuando con la idea de ir organizando la situación de los grupos dentro del proyecto de investigación del LIEM vamos a analizar como se ha buscado la información y que relación tiene esta elección con el tema a estudiar. Hay dos caminos fundamentales para comenzar un proceso de este tipo, son complementarios y se combinan, es decir, no son nunca excluyentes, salvo algunas excepciones:

OBSERVACIÓN PRÁCTICA. Pensemos en la astronomía, claro que hemos de reflexionar, pero sobre unas observaciones y cálculos matemáticos y geométricos previos (que no podemos manipular), que nos dan la información base.

REFLEXIÓN TEÓRICA. Pero otros muchos proyectos parten de nuestra reflexión, que es la que dirige el camino de búsqueda de los datos necesarios y, en la que al principio solo interviene la observación testimonialmente.

Tomemos los grupos del LIEM manteniendo los criterios en base al contenido de sus propuestas:

GRUPOS 1, 2 Y 5. Parten de la necesidad de la observación: movimiento del espectador, estudio del espacio y su relación con el formato de la obra, etc. Para ello diseñaron una serie de ejercicios (no propiamente experimentos, que vendrán después de definir las hipótesis y que han de cumplir unas reglas más estrictas), con los que efectivamente han obtenido información, ¡y mucha!, más de la que ellos se creen.

GRUPOS 3, 4, 6 Y 7. Todos ellos, con intenciones muy diferentes: percepción de la obra individual, teoría de los juegos, influencias ideológicas, sociales y culturales, han partido de la reflexión teórica, para generar su necesidad de información.

Esquema general de observación reflexión

Vuelve a ser interesante que, otra vez, en el Laboratorio estemos trabajando simultáneamente en los dos campos. Una buena señal.

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico

Entreactos II. Estructura general del contenido

Hasta ahora hemos hablado del funcionamiento del proceso de investigación referido a las propuestas particulares de los diferentes equipos sin tener una mira más general sobre los temas que se están investigando desde el punto de vista del LIEM como trabajo común.

Ha de quedar claro y, espero que sea bien comprendido, que son veintiuna personas y tenemos nueves meses de trabajo, lo que hace imposible asumir la complejidad de la percepción espacial en toda su amplitud, complejidad y profundización: en el mejor de los casos, (¡ojala!) seremos capaces de establecer una serie de hipótesis y resultados concretos.

Pero si me parece importante estudiar la coherencia de dichos trabajos con respecto a un posible esquema genérico ideal del estudio de la percepción: ¿son equilibrados a dicha organización  o, por el contrario; se acumulan todos en un área única? Veámoslo.

ESQUEMA GENÉRICO DEL ESTUDIO DE LA PERCEPCIÓN ESPACIAL EN UNA EXPOSICIÓN DE ARTE

Habría que señalar cuatro áreas básicas de estudio en las que deberían apoyarse todas los demás:

Parámetros internos: posibilidad manipulación física, técnica, etc.

  1. Percepción del conjunto. Desde que el visitante entra en el espacio tiene una concepción general  que es la que va a definir su comportamiento, al menos inicial, ya que puede variar a lo largo de su recorrido. Es pues fundamental y el responsable ha de conseguir que quedé lo más claro posible.

2. Movimiento del visitante / Entorno espacial. A partir del punto anterior ha de moverse por un espacio que le ira llevando de múltiples formas (desde un estricto itinerario hasta una circulación absolutamente libre) hacia cada obra. En este proceso (muy complejo desde el punto psicológico) se pasa de una visión integral a unas situaciones  individualizadas.

3. Percepción individual. Frente a frente a la obra; del espacio arquitectónico (macro) pasamos al entorno espacial inmediato (micro) y es donde empiezan a ocurrir muchas cosas.

Parámetros externos que vienen con cada visitante y cuya manipulación es muy limitada:

4. Contexto ideológico, social y cultural. Cada persona llega a la exposición con una enorme carga de valores de todo tipo que se yuxtaponen a todas las variables anteriores y que claramente influyen en su percepción, no solo del contenido, sino también espacial.

Esquema general de percepción

 

ESQUEMA Y GRUPOS

Repasando todos los trabajos presentados hasta ahora y reordenandolos según las directrices principales de cada grupo y de acuerdo con el organigrama anterior:

GRUPO 1 y 2. Sus propuestas se relacionan con la concepción general y sobre todo con los movimientos del espectador.

GRUPO 1-2

GRUPOS 4 y 6. Se centran en la percepción individual de la obra, desde diferentes parámetros.

GRUPOs 4-6

GRUPO 5. Analiza el espacio, la arquitectura y la coordinación formal de ambos con los formatos. Es una base fundamental para las dos propuestas anteriores.

GRUPO 5

GRUPO 3. Dentro de los “factores externos” han optado por la Teoría de los juegos, proponiendo variables radicales para analizar el resultado.

GRUPO 3

GRUPO 7. El más volcado en los temas externos y su influencia en la percepción, basados en parámetros que van desde la influencia del “montaje” hasta diversos factores sociales.

GRUPO 7

Si trasladamos todo ello al gráfico anterior:

Esquema general de contenidos

 

ALGUNAS REFLEXIONES APRESURADAS

Es interesante comprobar que tenemos equipos en todos los temas básicos de investigación, aunque, como era de esperar, en solo determinadas variables.

Cada uno de los equipos lleva una dinámica propia, lo que quiere decir que no todos los puntos serán tratados igual ni amplitud ni en profundidad.

Sería un valor añadido que lográramos una cierta conexión entre los distintos trabajos de los cuatro grupos; es decir, que la percepción del conjunto (grupos 1 y 2) conectara, de alguna manera, con la individualizada (grupos 4 y 6) y que ambas se relacionaran con el entorno espacial y arquitectónico (grupo 5); acompañadas de las propuestas externas de los grupos 3 y 7.

Pero no olvidemos que tampoco existe seguridad que este organigrama se mantenga en todo el desarrollo del LIEM, pudiendo tomar direcciones divergentes.

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico

Entreactos I

Quiero aprovechar este periodo entre sesión y sesión para proponer cuatro reflexiones:

UTOPÍA. (Así el campo de lo posible queda abierto más allá de lo actual. Paul Ricoeur). En nuestra formación de arquitectos, artistas e historiadores siempre nos han dado un concepción de la utopía como una especie de huida propia de los malos profesionales. Nada más alejado de la realidad. La utopía es una excelente herramienta de trabajo, cuya finalidad no es que se pueda o no llevar a la realidad, sino anunciarnos caminos nuevos. Muchas veces en la ciencia se ha partido de premisas y condiciones iniciales “no reales” que han servido para darnos una información muy eficaz.

JUEGOSLa teoría de los juegos busca aplicar en determinadas materias: economía, política, antropología, sociología y ciencia, las estrategias óptimas para estudiar el comportamiento de los individuos previsto y observado en los juegos. Por ello cuando el equipo 3, denomina a sus propuestas de “juego”, debe entender que no existe ningún comportamiento frívolo, al revés, puede llegar a conclusiones insospechadas por dicho procedimiento.

HIPÓTESIS NULA. Tan importante para nuestros trabajos es conseguir definir algunas normas positivas, como su lado negativo: Si se cumplen las condiciones B, C y D nunca se debe aplicar A. Para un responsable  de una exposición es tan eficaz esta negación como cualquiera de las “otras” propuestas que estamos elaborando.

AVANCE – RIESGO – FRACASO. (No hay avance sin riesgo, ni riesgo sin fracaso). En el entorno donde nos movemos se mira el “avance” con cierta desconfianza, el “riesgo” como propio de malos profesionales y el “fracaso” como un golpe a nuestro orgullo, eso hace que seamos una sociedad que siempre vamos a rastras. En el laboratorio debemos perder el miedo al error / al fracaso, ya que en cualquier proceso de investigación estos son muchos más que los aciertos, en una proporción absolutamente mayoritaria. (El camino que más rápidamente nos puede llevar al fracaso en nuestro trabajo, es paradójicamente el miedo a fracasar).

Ya me diréis que os parece todo esto.

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico