Cuaderno de bitácora 16/11/2016: El LIME era una fiesta

Ayer los dioses nos tenían preparada una sorpresa, para darnos su apoyo y ánimo en las pocas sesiones que quedan para terminar, y lo hicieron a lo grande con unos invitados muy peculiares. Pero vayamos por partes:

Personas. Si seguís habitualmente nuestras bitácoras entenderéis la preocupación que tenemos por el cambio en la mecánica de trabajo del LIME después de las vacaciones de verano. Es muy importante analizarlo con vistas a futuras convocatorias. Independientemente de los puntos ya comentados en días anteriores, se está produciendo una consecuencia directa de ellos y que yo llamo, quizás equivocadamente, individualización del proyecto.

La ausencia de muchos integrantes en las sesiones de trabajo, por las diversas razones expresadas en otras bitácoras (situación laboral, carencia de interés, cansancio, etc.), ha llevado a asumir por parte de algunos participantes, en unos casos, la transmisión del trabajo externo realizado por todo el equipo y, en otros, la responsabilidad de llevar directamente el peso principal del proyecto. En ambos casos son los que están al día del resto de los trabajos presentados  y los que generan las fructíferas discusiones de cada sesión. Como ocurre siempre el aprendizaje va en relación con el trabajo y, es ahí, donde reciben su premio: no han de sentirse, pues, desanimados.

Creo que ya es hora de que los conozcáis personalmente.

JUAN ENRIQUE ÁLVAREZ CABEZUELO. Hizo una breve introducción para poner al día a nuestros visitantes sobre todo el trabajo realizado, tal y como lo explicó en las últimas bitácoras. A partir de ese punto, nos estuvo explicando los nuevos pasos en la aplicación práctica de sus investigaciones: trasladar a la planta baja de Alcalá 31 todos las termografías estudiadas de cada una de las obras, que a su vez estaban previamente clasificadas en la dificultad de su percepción. Tras la incorporación de LYDIA GARVÍN VIDANES, se establecieron las siguientes fases a experimentar, como el ritmo y la definición de la envolvente de toda esta ocupación por el movimiento del espectador.

WAGNER BARJA, es artista y director del Museo Nacional de Brasilia y su trabajo de investigación y tesis doctoral tiene mucho que ver con nuestro trabajo en el LIME, de ahí, su seguimiento e interés enconocerlo directamente. Comentó con respecto al trabajo expuesto si existía una concepción perceptiva del conjunto, que consideraba fundamental. Se le aclaró que se había partido de las percepciones unitarias de cada obra individual.

MARÍA ESTER IZQUIERDO GILLAMOT, procedió con la misma idea de explicar las dos direcciones emprendidas sobre la cartografía del movimiento de los visitantes de la exposición, con los parámetros de recorridos, influencia de la arquitectura, contaminación, etc.; para posteriormente describir someramente el segundo de los proyectos sobre el mapa emocional del LIME que acompaño de una nuevo cuestionario que nos hizo a todos los presentes.

Wagner, de nuevo se sintió muy interesado por el tema emocional y nos expresó la preocupación que tiene, tanto en el museo que dirige, como en sus propias exposiciones, de empatizar con el visitante (alteridad) y ponerse en su lugar, antes de tomar cualquier decisión.

MARIA TERESA PÉREZ BÁGUENA, MIGUEL ÁNGEL REGO ROBLES Y LUZ SANTOS RODERO, tomaron la palabra, para volver, una vez más, a explicar a los invitados su proyecto, y los últimos avances basados en una exposición de treces obras de carácter audiovisual con todos los problemas que conlleva tanto de concepción (muchas ideas a la vez), como técnicas: tipos de pantallas, formas de visualizarlas, contaminación lumínica y sonora, etc. basándose en sus últimos análisis, exploraron la posibilidad de utilizar los medios tecnológicos, con vistas a solucionar dichos problemas.

Otra vez Wagner aprovecho para hablar de sus trabajos audiovisuales y los problemas que se encontraba continuamente.

MAJU. Otra de las invitadas al LIME, de desbordante personalidad y con noventa y cinco años a sus espaldas, desarrolló uno de los momentos que pasaran a los recuerdos del LIME. Primero nos describió su actitud frente a la visita en Paris al Jeu de Pommes, donde se sentó en el suelo y después se tumbó, para descansar y disfrutar emocionalmente de las obras y la reprodujo físicamente frente a nosotros. Posteriormente nos leyó un poema del poeta brasileiro Cassiano Nines, dentro del libro que ella misma editó. Fue divertido y emocionante.

63-1

63-2

También recordamos a Asta Rose, amiga suya y mía, responsable de la Opera de Brasilia, de su programación y de su arquitectura (amiga personal de Oscar Niemeyer, su autor) y de la impresionante visita que me hizo del edificio llevándome a través de todos sus rincones.

La fiesta continuó con todos ellos, (Wagner, Maju, Anelise Ferreira y dos profesores más) en nuestro bar habitual, con cañas, vinos y las inevitables pipas de Wagner para acompañarlas… y risas, muchas risas, como debe ser. El viernes próximo comeré y estaré toda la tarde con ellos, con vistas a llevar el LIME al Museo Nacional y a la Universidad de Brasilia. Os iré contando.

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico