Cuaderno de bitácora 19/10/2016 (1ª parte): Y el ganador es…

Cuando nos presentábamos al concurso todos estábamos preocupados por demostrar un equipo coordinado capaz de realizar un trabajo coherente: lo conseguimos; ahora con la “salida a la calle” del LIME, estamos todavía más.

Hemos tenido suerte, el foro es el 5º Seminario Internacional de Museografía y Arquitectura de Museos, promovido por la UFR (Universidad Federal de Rio), es bianual, con varias sedes (dos americanas y dos europeas) y con bastante proyección a nivel americano. La sede de Madrid es una de las “satélites”, pero todo acaba proyectándose en la matriz de Rio; más en nuestro caso, que ya tienen el texto de la conferencia inicial y la Memoria de Trabajo, que presentaremos precisamente en la misma sesión.

En mi opinión había que incidir en tres temas importantes:

  1. La metodología seguida junto a los resultados positivos y negativos conseguidos, en ello se centrará la conferencia inicial.
    .
  2. La comprensión de los tres lenguajes profesionales sin ningún tipo de matiz (se ocupará la mesa redonda de cuatro componentes de profesiones y equipos diferentes).
    .
  3. Por último, la exhibición de los trabajos prácticos con la intervención del Equipo 3.

La generosidad de la organización del Seminario no solo nos ha dado la conferencia inaugural, sino también el tiempo necesario para explicar este proyecto con toda su complejidad. Esperemos no defraudar.

completo

UN TESTIGO EN UN CARRERA DE RELEVOS. El LIME debe entenderse como una experiencia colectiva, pero parcial dentro de todo un desarrollo. Me explico. La investigación es un proceso continuo en la que intervienen muchas personas, de muchas especialidades y durante mucho tiempo; en consecuencia, debe ser conocida en los ámbitos profesionales tanto si se llega a unos resultados concretos, como si no.

En este tema hay una equivocación que se repite en las preguntas que me hacen muchos de nuestros seguidores, incluidos los propios participantes: “¿Vais a llegar a unas conclusiones concretas?”.

No hace falta reflexionar mucho para darse cuenta que, un tema como la percepción espacial referida al arte, es excesivamente complejo como para que veintiuna persona en nueves meses lo resuelvan. No, de ninguna manera, esa no debe ser la mentalidad con que abordar proyectos de este tipo. Nuestro trabajo, no ha de evaluarse simplemente en función de las metas, sino del camino recorrido y lo que este haya aportado al conocimiento del tema para el futuro. Y en este sentido puedo decir que el avance ha sido apabullante, como espero que el tiempo lo demuestre.

Esta, y no otra, es la misión de la Memoria de Trabajo de los seis primeros meses del laboratorio: enseñar con el mayor realismo posible lo positivo y lo negativo, los éxitos y las frustraciones, tanto en metodología como en resultados. Hay queda como una información más para todos los profesionales interesados, y para todos aquellos que deseen seguir la carrera.

Pero en definitiva, nos vamos a la calle, dejamos la protección de las cuatro paredes de nuestro laboratorio para dar a conocer lo que hacemos en el ámbito profesional y para que se discuta; como debe ser. El intenso seguimiento del LIME durante estos meses desde ámbitos nacionales y, sobre todo, internacionales, nos anima; baste un dato significativo: La Bienal Iberoamericana de Diseño, nos pidió hace dos días un cartel para presentar el LIME en el seminario: en menos de 12 horas había recibido más de setecientas visitas.

El tiempo dirá como siempre.

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico