Cambio de rumbo

¡VUELTA AL PROYECTO!

Una vez pasada la vorágine del concurso quería comentaros varias cosas:

1º. Habéis comprobado cómo estos meses, a pesar de las dificultades y los “baches” han aportado mucho conocimiento y un entendimiento y colaboración “natural” admirable, entre las tres profesiones (que lamentablemente no se reproduce en la vida real). Todo ha quedado reflejado en el magnífico trabajo, que independientemente de ganar o perder, habéis realizado, como con toda seguridad lo va a confirmar el próximo texto sobre el desarrollo de vuestros proyectos. Solo se es consciente de lo aprendido cuando ha pasado un tiempo o, como en el caso que comentamos, al pisar el acelerador obligados por una u otra razón. ¡Qué razón tenían los que me indujeron a ello, a pesar de mis reticencias!

CAMBIO DE RUMBO
2º. Si habéis leído la bitácora del pasado día 29, mi amigo Carlos me sugería una cambio en nuestra dirección que se basaba en su larga experiencia como investigador nato y en su envidiable talento, que si lo conocierais personalmente, me lo confirmaríais. Yo creo que debemos seguirla para salir de este impasse en el que nos encontramos y así os propongo que os pongáis a trabajar en esa línea: recapitular sobre lo hecho, pero distinguiendo lo que es mera información de lo que es propuesta de trabajo, ya enunciada en algunos grupos y las que pueden serlo en el resto de ellos. Seleccionar y empezamos con la fuerza renovada del concurso. ¡AHORA SI QUE VAMOS A SALIR DEL BACHE!

PREPARACIÓN DEL TEXTO
3º. Nosotros tenemos que entregar el manuscrito la primera sesión del mes de septiembre (el día 7 de septiembre) para que en la comunidad tengan tiempo de corregir y unificar texto, para maquetarlo y solucionar todos los problemas que pueda haber con la documentación gráfica. Por favor ser serios y puntuales, ya que a primeros de octubre lo quiero enviar a los responsables de la Universidad Federal de Rio para que lo vayan viendo. Sobre el texto ya os he comentado:

  1. Cada grupo tiene seis DIN A4 para introducir todo aquello que considere importante con ABSOLUTA libertad: vosotros los firmáis, vosotros os la jugáis.
  2. Insisto en que es un documento de trabajo, que trata de expresar todo el proceso, con sus dudas, errores, desánimos y aciertos. Olvidaros de “esconder” lo negativo, como nos obligan en nuestras universidades, lo que lo convierte en un “documento – fachada” inútil a nivel de investigación.

Como ejemplo, para que os animéis, os expongo en el 4º punto una experiencia reciente personal que me está aportando grandes beneficios a pesar de haber sido un fracaso.

RESPETO POR EL FRACASO
En las dos visitas a Tardes de Arquitectura que realizamos, os comenté el problema espacial que habíamos tenido en el montaje de una exposición; desgraciadamente no hubo tiempo y no pude explicároslo in situ. En una búsqueda contrarreloj de su posible solución, una vez ya inaugurada, se desarrolló todo un trabajo de reflexión (y aprendizaje) muy importante, que he decidido, en contra de muchas opiniones, publicarlo.

Os cuento todo esto porque, a pesar de haber transcurrido tan solo veinte días de estar colgado en la red, he recibido opiniones de muchos profesionales (los de verdad, los que se equivocan) de diferentes sitios, en los que se expresa el respeto por el error y, lo que es más importante, me dan sus posibles reflexiones sobre lo ocurrido, con lo que el aprendizaje se multiplica en progresión geométrica. Este es el espíritu que os sugiero (como siempre, ¡solo sugiero!), para vuestro texto.

Os doy una referencia del texto La desorientación espacial en las exposiciones (se descarga libremente), pero os lo voy a enviar personalmente, para que entendáis, independientemente de que os interese o no, de que os parezca bueno o malo, lo que exactamente os estoy queriendo decir. ¡Me parece importante!

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico