Entreactos III. Reflexión y observación

Continuando con la idea de ir organizando la situación de los grupos dentro del proyecto de investigación del LIEM vamos a analizar como se ha buscado la información y que relación tiene esta elección con el tema a estudiar. Hay dos caminos fundamentales para comenzar un proceso de este tipo, son complementarios y se combinan, es decir, no son nunca excluyentes, salvo algunas excepciones:

OBSERVACIÓN PRÁCTICA. Pensemos en la astronomía, claro que hemos de reflexionar, pero sobre unas observaciones y cálculos matemáticos y geométricos previos (que no podemos manipular), que nos dan la información base.

REFLEXIÓN TEÓRICA. Pero otros muchos proyectos parten de nuestra reflexión, que es la que dirige el camino de búsqueda de los datos necesarios y, en la que al principio solo interviene la observación testimonialmente.

Tomemos los grupos del LIEM manteniendo los criterios en base al contenido de sus propuestas:

GRUPOS 1, 2 Y 5. Parten de la necesidad de la observación: movimiento del espectador, estudio del espacio y su relación con el formato de la obra, etc. Para ello diseñaron una serie de ejercicios (no propiamente experimentos, que vendrán después de definir las hipótesis y que han de cumplir unas reglas más estrictas), con los que efectivamente han obtenido información, ¡y mucha!, más de la que ellos se creen.

GRUPOS 3, 4, 6 Y 7. Todos ellos, con intenciones muy diferentes: percepción de la obra individual, teoría de los juegos, influencias ideológicas, sociales y culturales, han partido de la reflexión teórica, para generar su necesidad de información.

Esquema general de observación reflexión

Vuelve a ser interesante que, otra vez, en el Laboratorio estemos trabajando simultáneamente en los dos campos. Una buena señal.

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico