Cuaderno de bitácora 20/04/2016: Reacciones

INFORMACIÓN. Estos quince días han servido para cambios interesantes. En primer lugar tres equipos (1 / 4 / 6) han trabajado juntos para la necesaria reorganización de la información:

Por un lado han delimitado aquella que repetían los tres con el fin de no trabajar inútilmente.

Por el otro van a hacer uso conjunto de toda la información que producen los tres equipos independientemente.

Por último han definido sus investigaciones y experiencias coordinadamente con respecto a los pasos a seguir a partir de ahora, de manera que se establezca una linea coherente.

Es cuestión de tiempo que los demás equipos se incorporen a esta “base de datos” conjunta, para conseguir una mayor eficacia del laboratorio.

20 de abril

VARIABLES Y CONDICIONES INICIALES. Ya habíamos insinuado en estas bitácoras, que en investigación se ha de trabajar controladamente en las distintas hipótesis y experimentos: la percepción espacial es muy compleja e intervienen en su estudio innumerables parámetros y puntos de vista; no tenemos ni capacidad, ni tiempo para asumirlas todas. Debemos pues trabajar con una serie de premisas definidas.

En cualquier investigación se establecen unas variables concretas y unas condiciones iniciales: Estudiamos el parámetro A, si se cumplen las condiciones B, C y D. Posteriormente sobre el resultado podemos añadir más variables o más condiciones; pero pasó a paso.

Lo importante es que seamos capaces de establecer unos resultados para una serie de casos concretos ya que, repito, es absurdo pensar que podemos hacer un ejercicio completo de algo tan inabarcable como la percepción espacial.

La intervención del equipo 3, es un buen ejemplo de ello, sus planteamientos siempre son precisos y radicales: una única variable y unas condiciones iniciales muy extremas: separación al límite de las partes de un díptico; posicionamiento de las obras; espacios cabina, que me recordaron a los trabajos que desarrollaron los constructivistas y el movimiento stijl, a principios del siglo XX, al presentar en los museos tradicionales, no solo la obra, sino también el espacio en que se debería exponer. Habría mucho que discutir.

¡Seguimos!

Juan Carlos Rico Nieto


Publicación original en el blog de Juan Carlos Rico